miércoles, 3 de febrero de 2010

V, o el relevo del zumo de naranja



- Dos zumos de naranja, dos cruasán con mermelada de fresa y...
- Para mi un café con leche, cortito

- ¿Y además de eso, qué más? ¿Cómo estás?
- Te veo bien
- Da asco el mercado laboral
- Tenemos talento joder, nos hemos preparado que te cagas, y míranos, joder...
- Tú con tu horario, yo con el mío
- Sin duda el mío es el peor de todos los horarios

- Estuve a punto de irme a Kabul, y mi padre no me habla desde entonces
- Él fuma a escondidas, su novia no lo sabe. Y después toma chicle de menta.
- Me dejas sin palabras

- Sí, un fundido a negro
- Un hijo de puta me lo spoileó, hoy le llamo y le cuento el capítulo de Lost

- Te veo bien
- Eres experta en psicópatas y personas con todo tipo de desequilibrio o patología mental, ¿verdad?
- Tengo imán, creo

- Te dejo en casa
- Nos vemos pronto

... Es genial verte, aunque sea en estos momentos raros. Pero bueno, amanece para mi, para ti atardece a plena luz del día. Es extraño que empiece mi día y acabe el tuyo. Mola compartir estos limbos de retruécano e hiperbólicos, pero en el fondo es tan sencillo. Siempre estás, ¿te das cuenta?

Buenos días, a tus 20.00. Buenas noches para mi. Al volver, conduje mirando las montañas nevadas. Es bonito.
Creo que sé por qué elegí Galicia


Recomiendo, de rebote, pero con intensidad: The Books, smells like content

2 comentarios:

Enric dijo...

Mejor Galicia, con el señor V, que Kabul (yo casi aterrizo allí con mi camara de fotos...)

petons de nou, Kay!

Enric

V dijo...

me encantan esos jirones de conversación con los que resumes un desayuno necesario. ahora, mientras se acerca el boletín informativo de las 4 de la madrugada, tengo menos motivos para sentir que peleo en solitario contra todos los males del mundo. yo también empiezo a entender por qué sigo en Madrid.

brindemos con zumo por los encuentros a deshora que dan contenido a esta vida tan rara. non hai outro xeito de cho agradecer que prometerche un bis, pequena grupi. un bico enorme, kay