domingo, 31 de enero de 2010

Línea 1 (de Los Planetas, claro)



La primera línea es la que más cuesta. Es el reto, el no querer defraudar. El ser original, única, distinta y transmitir exactamente eso. La idea se moldea con notas, con imágenes de retina, con borrones y con otras aliteraciones que toca traducir.

Hay quien dice que ser periodista es quedarse fuera de las historias y contarlas desde arriba. Pero hay redactores a los que les gusta saborear todos los elementos, sin reloj ni fachada, como una grabadora que capta los cinco sentidos. Esos, generalmente, no saben escribir sin vivir las historias. Y el resto jamás llegarán a las personas -ni a las que describen ni para las que escriben-.

O viceversa. Y sí, es lo más difícil. Y que hay que enganchar de manera directa pero con sutileza desde la primera letra. Y que no hay segundas oportunidades.

Tic, tac, toc... Y de frente, el papel en blanco. Y pasar a blanco y negro los colores, los sonidos y las respiraciones.

¿Listos? ¿Lista?

Go


6 comentarios:

Elena -sin h- dijo...

No puedo decir más que que me encanta.
Guapa.
Y gracias. Por ser tan buena periodista como eres.

V dijo...

la primera línea es tuya. y todas las siguientes. ser periodista es algo que se respira, un sentimiento visceral que no puede ser controlado. nadie puede aprenderlo, nadie puede comprarlo. tú lo tienes.

kay dijo...

Gracias. Yo lo intento. Pero tengo que trabajar -todavía- el saber hasta dónde se puede meter uno en sus propios reportajes ;)

ANABEL dijo...

Mientras no te quemes, entra hasta donde quieras, es una forma de disfrutar de tu trabajo, so guapa.
Besos

E dijo...

Pues claro que puedes.

(Me encanta(ba) esa canción: iba a hacerlo esta mañana...)

Enric dijo...

Pues vaya si estamos de acuerdo. Parece que sea algo así, tan sencillo, pero una vez empiezas todo cambia. Ya puedes darle vueltas o ponerlo a contraluz, que resulta que los conceptos se parecen demasiado, o son excesivamente obvios, y al final te quedas pensando en como explicarlo.
Linea 1 es una maravilla, porque simplemente transmite el sentimiento. La nostalgia y el hastío. Oh, nostalgia y hastío, que bonitas palabras, no?

petons Kay

Enric